forum

Versión completa: Batalla por la Tierra - Cassiopeia
Actualmente estas viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
El 15 de abril del año 2123, el consorcio Nueva Unión Espacial finalizó los preparativos para la invasión de la Tierra. Embarcó 500 batallones en una poderosa flota que atravesó su puerta cuántica y alcanzó su destino 18 horas después. La fuerza orbital terrestre se defendió con todo lo que tenía, cinco estaciones defensivas y una gran flota, pero sucumbió a la fuerzas de NUE en pocas horas de combate. Poco después, el ejército asaltó y capturó todos los centros políticos y militares del planeta. 

El comandante supremo de las fuerzas invasoras dio un discurso histórico desde la sede de las Nuevas Naciones Unidas. Prometió la paz y un nuevo orden. Para celebrar la victoria, se preparó un espectáculo visual del que podría disfrutar todo un hemisferio terrestre, la explosión de un asteroide de gran tamaño por la potencia combinada de la flota de NUE.

Pocas horas después de la celebración de los festejos por la ocupación de la Tierra, una gigantesca flota del consorcio Drunked atravesó la puerta cuántica junto a la Tierra y se dio de bruces con las flota de Nueva Unión Espacial. Durante los primeros instantes se produjo una situación de confusión, porque ninguna de las dos flotas esperaba encontrarse a la otra allí. Nueva Unión Espacial aún estaba exultante y no esperaba tener que batirse de nuevo tan pronto. Por su parte, la flota de Drunked había salido de Cassiopeia pocas horas antes, y al encontrarse en el hiperespacio no pudo recibir comunicaciones del cuartel general.

El centro de mando de NUE, localizado ahora en la Tierra, tardó 17  segundos en reaccionar, enviando una alerta de tipo 1 a la flota en la órbita. Transcurrieron algunos segundos más hasta que las tripulaciones de la flota estaban en condiciones mínimas de presentar batalla, pero aún no se había recibido ninguna orden de ataque.

Los comandandes de la flota de Drunked miraba extrañados el mapa estratégico y las lecturas de simulaciones de batalla que se habían actualizado tras su llegada. Sus posibilidades de victoria habían caído de un 98.693% a un 47.898%, y las unidades defensivas que se supone que debían enfrentar se habían multiplicado. Se miraron unos a otros preguntándose que hacer, dado que sabían que no tenían demasiado tiempo para tomar una decisión. Si no atacaban inmediatamente perderían la sorpresa, pero si atacaban podrían ser completamente aniquilados y tampoco sabían si iban a poder retirarse a tiempo. La verdad de si tomaron o no una decisión en ese momento quedará en el ámbito de la especulación porque el registro quedó destruido cuando la nave insignia de la flota fue destruida por una explosión termonuclear pocos minutos después.

El almirante de la flota de NUE, aún vestido con su uniforme de gala, solicitó órdenes inmediatas al mando de la Tierra. La orden tardó aún algunos segundos más en llegar, pero era muy clara: 
- Destruyan a la flota invasora

Dicen que el primer disparo lo realizó una corbeta de Lartares que realizó una arriesgada maniobra de microwarp para dotar de mayor velocidad de salida a los proyectiles de sus baterías. El proyectil de uranio alcanzó una velocidad de 32.25Km/s y atravesó de lado a lado el casco de un crucero ligero de Narkrias, causando daños severos. El crucero abrió fuego y desintegró toda la proa de la corbeta con sus láser. Ninguna de las dos naves sobreviviría a la batalla.

La formación de ataque dio una ventaja inicial a la fuerza de Drunked. La fuerza de choque formada por 100 acorazados penetró en cuña por el medio de las fuerzas defensoras causando estragos. Es muy probable que esta maniobra hubiera decidido la batalla de no ser por la terrible potencia de fuego de las estaciones orbitales, que concentraron todo su fuego en ese pasillo y evitaron la completa aniquilación.

El cielo de la Tierra se llenó de luz, sus habitantes pensaron en principio que se trataba de un nuevo espectáculo con el que las fuerzas ocupantes les querían deleitar. Millones de ojos miraron hacia al cielo y escucharon las detonaciones por las explosiones producidas en la alta atmósfera. El hechizo desapareció cuando el cielo se abrió sobre la ciudad de México DF y un acorazado en llamas de más de 300 metros atravesó la atmósfera y se estrello sobre la ciudad causando una masacre.

Toda la órbita del planeta era devastación. Varias naves civiles fueron aniquiladas por los escombros cuando pretendían aterrizar en la Tierra. Parecía que el planeta tenía un anillo de metal.

En total se contabilizaron más de 300.000 bajas sin incluir a los batallones de tropas que venían para la invasión. No se puede decir que ninguno de los dos bandos ganara la batalla, ambos perdieron demasiado. Sólo algunas naves de Nueva Unión Espacial sobrevivieron. Se había defendido la Tierra, ¿pero a que coste?

[Imagen: descarga.png]